Los estudiantes de grado transición, en su regreso a la “nueva normalidad” acogen los ejercicios de relajación y respiración como una herramienta de sensibilización consigo mismo y con los demás, que les permite volver a la calma y aprender a manejar de manera asertiva sus sentimientos y emociones; a través de ejercicios de respiración y relajación y de sencillos masajes, aprenden a conocer, manejar, controlar su cuerpo encontrando tranquilidad y serenidad, aspectos que les permiten mejorar la calidad de la atención, concentración y habilidades sociales para optimizar su disposición hacia el aprendizaje.