Los niños de grado segundo dirigieron la izada de bandera que se realizó el viernes. En ella, los niños personalizaron la historia de San Ignacio, en referencia a su juventud, sus ambiciones como caballero y soldado, su gusto por la lectura y trabajo para pulir su letra, incluso representaron los bailes a los que asistía en el Palacio de Navarra.

El padre Diego Giraldo, S.J., rector del colegio, indicó que, “nosotros, como Colegio Javeriano, fundado por la Compañía de Jesús, vivimos el carisma de San Ignacio en términos de servicio, especialmente en la defensa de los derechos de los más vulnerables. El valor que hoy promovemos en esta izada de bandera es una invitación a que todos nos unamos como cuerpo para seguir a Cristo Resucitado en el servicio a todos, y en la construcción de una sociedad más justa, mas fraterna y más equitativa, en la defensa de los DDHH y en la práctica de los deberes con toda la familia humana, la creación y también con Dios”.

También recordó que San Ignacio de Loyola regresó a la escuela a la edad de 30 años, “formarse continuamente significa que el estudiante javeriano vive siempre comprometido en servir, dando lo mejor, sin conformarse ni volverse mediocre porque siempre va mas allá, porque sabe que la excelencia ignaciana lo llama a ir un paso más adelante”.

Felicitaciones a todos los javerianos que izaron bandera y a los estudiantes de grado segundo, a sus maestros y a sus familias, por organizar esta hermosa izada de bandera.