Los niños de grado Prejardín realizaron un delicioso jugo de naranja, en una actividad significativa que busca afianzar y desarrollar habilidades de pensamiento que estimulan sus capacidades cognitivas y al mismo tiempo genera pautas para una alimentación saludable.