Los niños de Prejardín afianzaron la noción de cantidad “muchos-pocos” por medio de la estimulación de los sentidos, a través de la elaboración de un león con frutas, promoviendo la importancia de una alimentación saludable.